NOTICIAS.
Llenar un León vacío no está de moda
17/02/2017 FUENTE: Tribuna de José Antonio Diez publicada el día 17.2.2017 en Diario de León

Hay un ensayo que está siendo un auténtico éxito literario. Es La España vacía de Sergio del Molino. Todos hablan de él. Se va reeditando de manera inusitada. Cuando se refiere a la España Vacía del Molino alude a toda esa zona del interior en la que, exceptuando Zaragoza y Valladolid, ninguna ciudad supera los 300.000 habitantes y que se desangra ante la impasibilidad de las administraciones del Estado.
Del Molino habla de un círculo perverso que aquí en León conocemos bien: “Los geógrafos conocen este fenómeno como declive rural, y está expresado en un modelo con forma de círculo vicioso (…) Los jóvenes que emigran a la ciudad, lo que repercute en una reducción de los servicios en infraestructuras y una caída de la tasa de creación de nuevas empresas. Por tanto, los puestos de trabajo, no solo los agrícolas, sino todos los demás, menguan, y más gente tiene que emigrar, especialmente los jóvenes. Al final, solo quedan los ancianos, que terminan yéndose (…) Si no se rompe este círculo del declive rural, es cuestión de tiempo que la zona quede desierta.” En León, este declive ha vivido distintas épocas, en los años 60 la penúltima y la última traspasada ya la década de los 90, con la reconversión minera y agrícola-ganadera. Nuestros pueblos se vaciaron pero, contrariamente a lo ocurrido en otros territorios, no para que se llenara nuestra capital.
Yo me atrevo a cambiar “declive rural” por “el declive de León” y la reflexión sirve. Los últimos datos, procedan del organismo que procedan, desmienten la frase que parece más propia de una taza de Mr. Wonderful o de una estampita de Paulo Coelho: León está de moda.  El alcalde de León y el presidente de la Diputación la repiten como si del bolero de Ravel se tratara. Pero, desde tiempos del propagandista nazi por antonomasia, Joseph Goebbels, conocemos  la táctica “una mentira repetida adecuadamente miles de veces se convierte en verdad”, pero no lo es. Puede intentarse, pero no cuela. O no fácilmente.
En el último lustro, por no remontarnos más allá, León ha perdido población,  tanto la ciudad, como la provincia (más de 6.000 habitantes la capital). León tiene la tasa de paro más alta de la comunidad (18,6% frente, por ejemplo, al 12% de Burgos). León es la provincia que más autónomos ha perdido, ya que uno de cada tres emprendedores que fracasan en su proyecto lo habían intentado aquí. León es la provincia que menos fondos recibe para iniciativas empresariales de la Comunidad, unos 5 millones en cuatro años, a años luz de los 28 millones de Valladolid. El trabajo en la minería ya es poco más que una actividad residual con 345 inscritos en la régimen especial de la Seguridad Social frente a los 1.885 de hace cinco años. La ganadería de vacuno sigue en quiebra técnica y sigue sin atajarse el problema de precios y eso está arruinando a muchas familias que modernizaron sus explotaciones con inversiones millonarias para hacerlas competitivas.
Toda esta situación repercute, y mucho, en la actividad comercial e inmobiliaria de la ciudad.
Nuestro aeropuerto hace ya cinco años que no traslada ni un kilo de mercancías y su número de viajeros ha bajado casi al mismo ritmo que el de FEVE, perdiendo un 60% en este lustro. Apartada de los sectores de la automoción o la logística por decisión y acción directa de la Junta de Castilla y León,  León es la provincia que menos creció en 2016 y que menos se prevé que crezca en 2017 en una tendencia clara de desaceleración. Y eso que se lo digan a los más de 10.000 parados, la mitad de ellos sin prestación, que residen aún en el municipio de León.
Y todo esto sucede -recuerdo- mientras los líderes del PP de León, más preocupados de sus carreras políticas en Valladolid, quieren ocultar la realidad  tarareando el hit ‘León está de moda’.
La principal responsabilidad de un político es defender a su tierra. Los intereses generales de sus habitantes por encima de los particulares. León necesita políticas que reviertan esta situación y corten ese círculo perverso del declive. Mi grupo político lo tiene claro: Si no recuperamos la población, si no frenamos la caída demográfica, no podremos salvar la sangría económica. León necesita que sus jóvenes no se vayan y que lo que se han ido regresen; son nuestro talento y nuestro futuro. Ahí se podrá empezar a hablar de recuperación de León y así comenzará a escribirse el futuro de una ciudad que no puede vivir, ni sobrevivir, de espaldas a la realidad provincial. Sin Torneros; sin quema y extracción del carbón nacional en las térmicas frente al importado y recuperación de los proyectos de captura de CO2 para dar una oportunidad de futuro al sector y a las cuencas; sin fijación de población en las áreas rurales con una política agroganadera correcta y un sector agroalimentario fuerte y rentable no seremos capaces de salir adelante. De moda o demodé. No podremos salir adelante sólo con el impulso de un viajero más o menos llamado a venir a la ciudad por sus tapas o por sus alojamientos baratos. Necesitamos iniciativas oficiales, sí. Emprendimiento privado, por supuesto. Necesitamos acción directa de gobierno y no omisión del deber de socorro, es decir, precisamos respaldo institucional.
Un político honrado es aquel que no engaña a la ciudadanía. Que les cuenta la situación tal y como es, sin maquillajes, ni concesiones al triunfalismo. Que si algo va mal, alerta y no encubre. Que, con los pies en el suelo, no comercializa ni publicita pócimas mágicas, sino que propone una serie de medidas estratégicas y viables para intentar revertir la tendencia.
León no se merece una clase de políticos como los que actualmente están al frente de sus instituciones, que ocultan la realidad bajo un eslogan. León se vacía, sí. Pero nuestra obligación es llenarlo de ideas, de propuestas que rompan el círculo perverso. Y en ello estamos y estaremos, porque ese es el mejor servicio que podemos hacer a nuestra tierra y al futuro de quienes, aún, la habitamos…

 

PSOE LEON© . C/19 de Octubre, 4-6 . 24008 . Leon . Tel.:987 248 880